Reacciones: No es oro todo lo que reluce en el acuerdo EE.UU.-China

Lunes cómodo en el verde para las bolsas europeas, que recogen las subidas de los mercados asiáticos y los buenos datos de los futuros americanos, en un día en el que los índices de todo el mundo celebran las buenas noticias que han llegado de la cumbre del G20, celebrada el pasado viernes y sábado en Buenos Aires (Argentina).

Pero no hay que echar todas las campanas al vuelo y, a pesar de este acuerdo, los analistas siguen teniendo dudas, que analizamos a continuación:

Ganancias a corto plazo

Tras dos horas y media de reunión, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo chino Xi Jinping, lograron pactar un alto el fuego de 90 días en la guerra comercial que ambos países mantienen desde hace meses. Una tregua que, según destacan en Link Securities, “muchos analistas e inversores veían muy poco probable hasta hace unas semanas”.

De momento, ninguno de los dos países implementará nuevas tarifas comerciales, mientras se abre un periodo de tiempo en el que delegaciones de ambas naciones intentarán acercar posturas, posturas que en muchos temas siguen distantes. “Si bien es cierto que la ‘interpretación’ del resultado de la reunión entre Trump y Jinping dista de ser homogénea, con los estadounidenses hablando de un periodo de tregua de 90 días y los chinos sin marcar una fecha límite ni dar detalles sobre la negociación, entre otros matices, la realidad es que todo apunta a que a ambas partes el escenario de un conflicto comercial extendido en el tiempo no les interesaba ni política ni económicamente”, añaden estos expertos.

Según estos analistas, “de esta tregua serán los activos considerados de mayor riesgo los que salgan más beneficiados, ya que esperamos que los inversores, que se han venido manteniendo al margen de los mismos prácticamente desde el verano, vuelvan a incrementar posiciones en este tipo de activos”.

Entre ellos, destacan las materias primas minerales, el petróleo y el sector industrial. Por su parte, José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Markets, añade los de recursos básicos, automoción y recambios, y las tecnológicas.

Igualmente, los expertos señalan que muchos inversores que mantenían posiciones cortas al mostrarse escépticos sobre la posibilidad de que EE.UU. y China llegaran a un acuerdo en el ámbito comercial, se verán obligados a cerrarlas, lo que tendrá un impacto muy positivo en el comportamiento de los índices.

¿Y qué ocurrirá después de la tregua?

“De no llegar a un acuerdo en este periodo, se produciría una nueva escalada en aranceles. Específicamente sobre el sector de automóviles, EE.UU. y China han comunicado su intención de equilibrar las diferencias en políticas comerciales (China aplica un 40% a las importaciones de automóviles de EE.UU., mientras que EE.UU. aplica un 27,5% a las importaciones chinas). Además, el pasado domingo por la noche Trump anunció en un tweet que China ha acordado ‘reducir y eliminar’ tarifas sobre las importaciones de coches de EE.UU.”, comentan los analistas de Bankinter(MC:BKT).

Según estos expertos, “EE.UU. tiene que aceptar que tiene que compartir el poder económico y estratégico con una China floreciente y que los cambios fundamentales de la estructura política de China no pueden ser dictados desde el exterior. Por otro lado, la administración de Xi tiene que aceptar que a medida que va tomando un papel más relevante en el mercado global, tiene que asumir la responsabilidad de seguir las reglas del sistema y ser transparente”.

Por su parte, desde Renta Markets comentan que “el alto el fuego no resuelve los problemas estructurales entre los dos países. Hay pocas dudas de que este resultado sea positivo a corto plazo, y esperamos que sea compatible con nuestro sesgo táctico más optimista que hemos tenido en las últimas semanas, pero veremos cuánto tiempo pasará antes de que el mercado comience a preocuparse por lo que sucederá a medida que los 90 días vayan terminando, especialmente si se avanza poco al principio de este periodo”.

Así lo recoge también José Luis Cárpatos, de Serenity Markets, que apunta que, ante este “acuerdo de mínimos”, “la cuestión es que el mercado en estos momentos está pensando en que existe una especie de suelo al empeoramiento, aunque de momento estemos dentro de la tendencia de daño que ha generado el establecimiento de esta primera parte de la guerra comercial”.



Agregue un comentario

You have not selected any currencies to display