Posible referéndum en UK pone en incertidumbre a los mercados globales

Los mercados europeos cotizan hoy en rojo después de que la ausencia de nuevas noticias acerca de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China, y sobre todo teniendo en cuenta la ‘historia interminable’ del caótico proceso del Brexit.

Ayer, la primera ministra británica, Theresa May, aceptó por primera vez la posibilidad de un retraso en la fecha del Brexit, retraso que en principio no irá más allá de junio, La estrategia de May es dejar esta decisión o la de un posible Brexit sin acuerdo en manos de los miembros del Parlamento británico, que serán los que deberán decidir entre ambas propuestas si antes rechazan el plan B de May. Esta posibilidad ha hecho que los inversores hayan optado por mantener una exposición reducida a la renta variable de la región mientras no se clarifique el proceso de salida del Reino Unido de la UE. En el mercado de divisas la libra esterlina se fortaleció, lo que penalizó el comportamiento del índice FTSE 100 británico, índice en el que el peso de las compañías dedicadas a la exportación es muy elevado.

Así, hay 3 opciones posibles: El 12 de marzo se votará si se apoya la salida bajo el acuerdo alcanzado por el Gobierno con la Unión Europea (rechazado ya en enero). En caso de no salir adelante, el 13 de marzo se pedirá si los diputados desean salir sin acuerdo. En caso de ser rechazada la opción del Brexit duro, al día siguiente (el 14 de marzo), se votaría una ampliación del plazo. Para llevar a cabo este retraso en la fecha de salida, May solicitaría permiso al Parlamento británico para solicitar una extensión del artículo 50 del tratado de Roma. La libra sigue siendo vigilada por todos, tras ver cómo ayer parece que se abre paso muy seriamente la posibilidad de que haya aplazamiento en el Brexit. Y no olvidemos que el líder de la oposición empieza a apoyar claramente un segundo referéndum. La UE no va a poner problemas para el aplazamiento.

Reacción del Banco de Inglaterra
Según anunció ayer el Banco de Inglaterra (BoE), la institución modificará de forma temporal sus herramientas para asegurar la liquidez en los mercados durante los días o semanas que dure la salida efectiva del Reino Unido de la Unión Europea, salida prevista para el 29 de marzo. De esta forma, el BoE pretende aumentar la frecuencia de las ya existentes operaciones de mercado abierto con libras esterlinas y de las subastas de liquidez de largo plazo (ILTR). Esta excepción busca reducir el impacto del Brexit en los mercados del Brexit y se prolongará durante las semanas que rodeen la fecha planeada para la salida de la UE. Así, y según el BoE, este cambio se aplicará en marzo y se extenderá hasta el final de abril.

 



Agregue un comentario

You have not selected any currencies to display