Las divisas se la juegan: Cómo operar con las reuniones del BCE y la Fed

Entre esta semana y la que viene, los mercados van a tener noticias nuevas. Los dos principales bancos centrales del mundo se reúnen para establecer nuevas medidas para, así, intentar poner algo de tranquilidad ante los temores de una recesión.

Mientras Estados Unidos sigue con un dólar fuerte, algo que le trae de cabeza a Donald Trump, el euro y la libra cayeron a mínimos de dos años, ¡e incluso a niveles de 1985!. No obstante, desde que tocaron fondo, las dos divisas han ido cogiendo cuerpo y han recortado respecto al dólar.

Así, el euro se mantiene estable y apenas registra variaciones y se sitúa en el nivel de 1,1029 a después de caer un 0,1% el viernes. El recorte de tipos de interés entra en las cábalas de los analistas y este jueves toca saber las principales medidas que adoptará el BCE para seguir creando estímulos.

Por otra parte, la libra esterlina alcanza el nivel de 1,2254, dejándose un 0,2% en el conjunto de la jornada.

El índice dólar, que sigue la evolución de esta moneda con respecto a una cesta de otras seis divisas principales, apenas registra variaciones y se mantiene en 98,40. Mientras, el yuan, la otra gran obsesión de Donald Trump,se sítúa en los 0,1403 por cada dólar.

Con este panorama, los analistas ya se posicionan de una manera u otra para invertir en las diferentes divisas.

El euro, pendiente de Draghi
Como ya se ha recalcado, el euro está a la espera de la decisión de Mario Draghi. Desde Monex Europe, se indica que “la fortuna del euro esta semana y más allá, dependerá del tono de la reunión del Banco Central Europeo este jueves. Las crecientes expectativas de un continuo deterioro en la Eurozona han inclinado al BCE a señalar un refuerzo del estímulo monetario como forma de contrarrestar la previsible recesión de la economía y las persistentemente bajas expectativas de inflación en el mediano plazo”.

Los expertos de Bankinter, además, de la reunión del regulador europeo también hace hincapié en el Brexit. “El rechazo del Parlamento británico a un Brexit sin acuerdo y el pacto de Gobierno en Italia favorecieron al euro”. Además, valoran que “las expectativas son ambiciosas, por lo que el euro podría verse favorecido si el BCE defrauda al mercado. La esperada desaceleración en Ventas Minoristas en EEUU (+0,2% en agosto vs +0,7% ant) podría restar algo de fortaleza al dólar”.

Por su parte, los analistas de Escuela de Traders consideran que “esta semana la iniciamos alcistas a la espera de la conclusión de la posible corrección iniciada en el máximo del jueves. Ahora, falta comprobar si el tramo a la baja iniciado el jueves y con continuación el viernes, es simplemente una corrección al mini tramo alcista desde el soporte, o es una vuelta al escenario bajista”.

Un dólar a la espera
En cuanto, al dólar parece que el billete verde va a estar a la espera hasta la semana que viene, cuando se produzca la reunión de la Fed. “Esta semana verá un flujo moderado de datos en los EE.UU., con el índice de precios al consumidor el jueves y las ventas minoristas el viernes, entre los más destacados. Las conversaciones comerciales entre EE. UU. y China seguirán siendo el tema clave que influirá en la percepción de riesgo de los mercados mundiales y, por tanto, en los movimientos del billete verde”, valoran desde Monex Europe.

El Brexit juega contra la libra
Esta semana el Brexit vuelve a jugar un papel fundamental para la libra. La moneda británica avanzó netamente más de un 1% frente al dólar, animada por la reducción de las perspectivas de un Brexit caótico a finales de octubre. La aprobación de la moción Benn y el rechazo de una ronda de elecciones previa a la ratificación formal de esta propuesta en la legislación, propinaron a Boris Johnson una doble estocada encaminada a bloquear su estrategia de divorcio unilateral como carta negociadora.

Los analistas de Bankinter resaltan que “la libra se estabiliza a medida que va avanzando el veto del parlamento a un Brexit sin acuerdo el 31-Oct. Esta semana, seguirán las incertidumbres, pero esperamos que la evolución sea más bien lateral a la espera de novedades”.

Así esperan un rango semanal de 0,88 y 0,91 respecto al euro.



Agregue un comentario

You have not selected any currencies to display