Guerra comercial: Trump siembra el caos; más empresas se rebelan

“Como compañías de calzado, marcas y minoristas líderes, con cientos de miles de empleados en todo EE.UU., le escribimos para pedirle que se quite inmediatamente el calzado de la lista más reciente de la Sección 301 publicada por el Representante de Comercio de los Estados Unidos el 13 de mayo de 2019. El arancel adicional propuesto del 25% para el calzado sería catastrófico para nuestros consumidores, nuestras empresas y la economía estadounidense en su conjunto”.

Así comienza la carta que ha enviado el sector del calzado al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Más de 170 firmas, entre ellas Nike (NYSE:NKE), Adidas (DE:ADSGN), Under Armour (NYSE:UAA) o Foot Locker (NYSE:FL), se han unido contra Trump. “Solo con leer los nombres ya sabemos de qué va esto, del famoso ‘made in China’ de los productos de estas marcas”.

A esta protesta por la interminable guerra comercial que mantienen Estados Unidos y China se une el desconcierto generado ayer en los mercados tras el anuncio de Google (NASDAQ:GOOGL) del veto al gigante chino Huawei, que ha generado una guerra paralela: la tecnológica.

Y es que, aunque Trump ha dado marcha atrás y ha concedido una tregua de 3 meses para imponer el veto a Huawei, que ha apoyado hoy el rebote de los mercados, el asunto sigue dando de qué hablar.

Según Reuters, un informe realizado por la Fundación para la Tecnología de la Información y la Innovación sobre el impacto potencial de los estrictos controles de exportación en las tecnologías revela que las empresas estadounidenses podrían perder hasta 56.300 millones de dólares en ventas de exportación en cinco años. La medida también podría afectar a hasta 74.000 puestos de trabajo.

Por otra parte, el fundador de Huawei, Ren Zhengfei, ya ha asegurado que la red 5G de la compañía no se verá afectada por los vetos de Trump y afirmó que ninguna empresa podrá superar la tecnología del gigante chino en los próximos dos o tres años.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) también se ha pronunciado sobre la guerra comercial, en su informe semestral de perspectivas de crecimiento global. La Organización calcula que más fricciones entre Estados Unidos y China podrían restar seis décimas al producto interior bruto (PIB) mundial en dos o tres años y ha hecho un llamamiento urgente para que se detenga la escalada de tensiones.



Agregue un comentario

There is something wrong with the server