El repunte de la libra pierde fuelle a la espera de otra votación sobre el Brexit

La libra esterlina desciende al comienzo de la jornada de negociación de este jueves en Europa, apartándose de los máximos de nueve meses registrados el miércoles después de que los legisladores británicos votaran categóricamente en contra de abandonar la UE sin un acuerdo de transacción.

La libra desciende un 0,2% hasta 1,3317 a las 9:45 horas (CET) tras dispararse un 2,1% la jornada anterior.

La divisa llegó a alcanzar el nivel de 1,3380 dólares, su cota más alta desde junio de 2018, tras la votación del Parlamento, que allana el camino hacia la siguiente votación que se celebrará en el transcurso de esta jornada y que podría retrasar el Brexit hasta al menos finales de junio.

La votación de ayer a favor de rechazar un Brexit sin acuerdo no elimina el riesgo de un Brexit caótico el 29 de marzo”, explicaba DBS, de Singapur, en una nota. “Por lo tanto, la apreciación de la libra de ayer sigue sustentada en una base inestable y nada firme”.

Los analistas dijeron que el auténtico reto para la libra estaba aún por llegar, pues los legisladores todavía no han acordado el camino a seguir una vez obtenido un aplazamiento de la salida del Reino Unido de la UE.

“Si logran conseguir un apoyo multipartidista para un acuerdo, probablemente una especie de versión suavizada de acuerdo de Brexit, podría ser muy buena noticia para los activos del Reino Unido”, dice Russel Silberston, codirector de multiactivos en Investec Asset Management.

“Si el Parlamento no consigue llegar a un acuerdo, habría un segundo referéndum. “Mi preocupación es que eso pondría en cuestión el papel del Parlamento y podría tener graves consecuencias políticas de cara al futuro, añade Silberston.

Mientras, el índice dólar, que sigue la evolución de esta moneda con respecto a una cesta de otras seis divisas principales, se mantiene estable en 96,52 tras caer a mínimos de dos semanas en 96,34 el día anterior tras conocerse que os precios de la producción de Estados Unidos subieron a una tasa menor de lo previsto en febrero.

Este informe afianza las expectativas de que la Reserva Federal seguirá siendo paciente en cuanto a las subidas de los tipos y pronto podría incluso adoptar una postura más prudente en su reunión de política monetaria de la semana que viene.

Frente al yen japonés, el billete verde gana un 0,5% hasta el nivel de 111,68.

El euro hace una pausa tras cuatro jornadas consecutivas al alza que la situaron en su cota más alta desde el 5 de marzo. Finalmente se situó en 1,1328.

Por otra parte, el dólar australiano se deja un 0,35% hasta 0,7066 dólares lastrado por la tanda de negativos datos económicos de China, su mayor socio comercial.

Según datos publicados anteriormente, el crecimiento de la producción industrial entre enero y febrero ha registrado su tasa más baja desde los últimos 17 años.



Agregue un comentario

You have not selected any currencies to display