El Bitcoin sube un 37% en plena guerra comercial: ¿Buen activo refugio?

Se ha convertido en uno de los mejores activos en este año. El Bitcoin ha vivido durante las últimas semanas un rally que hace recordar al que tuvo a finales de 2017. Eso sí, salvando las distancias.

Aún quedan los máximos históricos en los que se llegaron a superar los 24.000 dólares por cada unidad, pero en lo que llevamos de mes de mayo, la criptodivisa de referencia se ha revalorizado un 50,5%, ya que se despedía de 2018 en los 3.700 dólares.

Durante 2018, el Bitcoin se desinfló un 73%, cifras insignificantes si miramos la revalorización del 2017, cuando subió un 1.300%.

Este fulgurante ascenso ha provocado que el Bitcoin se sitúe por encima de los 8.000 dólares. Este jueves, de hecho, ha llegado a tocar los 8.293 dólares.

Como era de esperar, la rumorología se ha disparado en cuanto a los motivos de los ascensos. Un informe de Bloomberg asevera que existen varios factores importantes para este subidón. Entre los posibles motivos se hallan las conversaciones en torno al Bitcoin, menos preocupaciones sobre el fraude y un cambio en el sentimiento de cómo la gente habla de la criptodivisa en vistas al futuro.

Dicho dossier indica que más expertos financieros y académicos están tratando de manera diferente al activo, y que las instituciones tradicionales lo están tomando más en serio.

Pero hay otro motivo que está sonando con fuerza. Mientras la volatilidad se ha instalado en los mercados y los activos refugios tradicionales como el oro no está ejerciendo como tal, el Bitcoin se ha erigido como valor preferido ante movimientos bruscos en las bolsas.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China, por tanto, le ha venido de fábulas al valor del Bitcoin. Desde que Donald Trump apretase el gatillo de Twitter subiendo el tono en la disputa económica entre las dos potencias el pasado 6 de mayo, ha ganado un 37,7%.

La capitalización de mercado total de las criptomonedas, que asciende a unos 254.000 millones de dólares y a menudo se utiliza para medir la demanda, se ha más que triplicado desde que tocara suelo en diciembre.

“Si bien es difícil señalar exactamente qué ha provocado el último aumento en los precios de Bitcoin, no es tan descabellado que los inversores, principalmente en Asia, hayan recurrido a la criptomoneda como una cobertura contra la volatilidad política global que surge de la actual guerra comercial entre Washington y Pekín”.

A su vez, el experto dice que la criptodivisa de referencia es “una valiosa cobertura para los inversionistas chinos que buscan proteger su capital y diversificarse lejos del renminbi, que está operando cerca de mínimos históricos frente al dólar”.

“Por ahora, el Bitcoin está lejos de ser un activo refugio. Sigue siendo un activo altamente especulativo y no lo recomendaría como una inversión segura”.



Agregue un comentario

There is something wrong with the server