EE.UU.-China (G20): El ‘pacto de mínimos’ con el que se conforma el mercado

Tono mixto en los mercados europeos, tras el cierre dispar también ayer de Wall Street, el día en que comienza la cumbre del G20 en Osaka (Japón).

Todos los focos se centran en la reunión que mantendrán mañana sábado el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, de la que el mercado descarta un acuerdo en firme, pero sí un ‘pacto de mínimos’ que pueda sentar las bases para futuras negociaciones.

Aunque “Trump dice que espera una reunión muy productiva con China, nadie quiere complicaciones antes de que se produzca la reunión, que empezará a las 4:30 hora española de la madrugada del sábado, por lo que los mercados estarán cerrados, y lo que pase se descontará en la apertura del lunes, de ahí que nadie quiera correr riesgos”.

Los analistas de Link Securities hacen hincapié en “la filtración de las ‘duras’ condiciones que el presidente chino iba a exigir a EE.UU. para volver a reiniciar las negociaciones comerciales, condiciones que creemos será muy complicado que Trump acepte”.

De la misma opinión son en Renta Markets, que aseguran que “China insistirá en que Estados Unidos levante la prohibición a Huawei como parte de un acuerdo comercial. Xi Jinping planea presentarle a Trump una serie de términos que los estadounidenses deben cumplir antes de que Pekín esté listo para resolver un enfrentamiento comercial que sacuda el mercado, lo que plantea dudas sobre si los dos líderes estarán de acuerdo en reanudar las conversaciones”.

Una ‘patada hacia adelante’
En Link Securities destacan el comportamiento en Wall Street donde, tras varios días de descensos, “los inversores optaron ayer por ver el ‘vaso medio lleno’, pesando más en su comportamiento la posibilidad de que EE.UU. y China firmen una tregua comercial que impida la entrada en vigor de nuevas tarifas sobre las importaciones chinas que las condiciones que, aparentemente, va a poner China sobre la mesa para sentarse a negociar”.

Según Cárpatos, “lo más lógico es que la reunión termine con un acuerdo de no subirse más aranceles a partir de ahora mientras se abre una nueva ronda de conversaciones, Trump ha jugado al despiste, diciendo una cosa y su contraria, y todo el mundo anda bastante despistado sobre lo que pueda pasar”.

Por su parte, explican que, “a pesar de que resulta positivo que finalmente haya un encuentro entre Trump y Xi Jinping, no tenemos muchas esperanzas en que se alcance un acuerdo definitivo. Para ello, ambas partes deberían ceder. China no tiene mucha presión para hacerlo, y tampoco Trump en el corto plazo, con las bolsas americanas en máximos históricos. De hecho, generalmente el presidente americano ha aprovechado que el S&P 500 tocaba máximos para lanzar nuevas amenazas comerciales o directamente imponer nuevas tarifas”.

Estos analistas añaden que, aunque no esperan un acuerdo definitivo, “sí es previsible que se llegue a un consenso para reiniciar las negociaciones comerciales. De cara al medio plazo, es más probable que Trump se vea presionado a alcanzar un acuerdo, con el fin de evitar un impacto negativo en su economía que pudiese complicarse y derivar en recesión. Ningún presidente americano ha sido reelegido en la historia si ha tenido que hacer frente antes de su reelección a una recesión económica”.

“Nuestro escenario base es que ambos países acuerden sentarse nuevamente a negociar y que se establezca una tregua de unos meses en la que no se implementarán nuevas medidas de presión, es decir nuevas tarifas, por ninguna de las partes. Este desenlace sería bien acogido por los mercados. Cualquier otro en el que no logren llegar a un acuerdo para reconducir la actual situación de impasse por la que atraviesan las relaciones comerciales entre ambos países, provocaría recortes en las bolsas mundiales, tal y como ya ocurrió el pasado mayo cuando se rompieron las negociaciones”.

Por su parte, Volker Schmidt, gestor senior de Ethenea, advierte del peligro del exceso de relajación en los mercados: “Compartimos en cierta medida este optimismo, pero nos preocupa que los mercados financieros ya hayan cotizado demasiadas noticias positivas. Dado que el S&P 500 ha ganado más de un 6% desde principios de mes, recientemente hemos reducido nuestra exposición a renta variable, ya que esperamos que los mercados no sean capaces de sostener estas recientes ganancias. Si bien creemos que habrá una tregua entre los rivales comerciales, esperamos que el camino hacia una solución duradera sea largo y con reveses temporales. Ambos países seguirán luchando por un papel más importante en el comercio mundial”.



Agregue un comentario

There is something wrong with the server