Draghi: TLTRO III y ‘todo lo que sea necesario’ para repuntar

Tal como esperaba el mercado, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha vuelto a mantener su discurso dovish en su rueda de prensa ofrecida tras la reunión del BCE de hoy. Una vez más, Draghi ha confirmado que el BCE mantendrá los tipos en el 0,0% “al menos hasta el final de 2019 y, en todo caso, el tiempo que sea necesario para conseguir niveles de inflación inferiores, aunque cercanos, al 2% a medio plazo”.

Así, el BCE vuelve a retrasar su previsión de subida de tipos, desde octubre de 2019 (como venía confirmando en las últimas reuniones), hasta diciembre de 2019, como se ha posicionado ahora. Incluso, Draghi ha reconocido que algunos miembros del BCE proponían que la decisión de subida de tipos se aplazara hasta marzo de 2020.

El banquero italiano ha confirmado que la institución seguirá reinvirtiendo íntegramente el principal de los valores adquiridos, “al menos hasta que se produzca la subida de tipos de interés y, en todo caso, durante el tiempo que sea necesario para favorecer unas condiciones de liquidez favorables para el mercado y una política acomodaticia”.

En cuanto a los esperados detalles acerca del nuevo programa de préstamos baratos a largo plazo para los bancos europeos (TLTRO), el presidente del BCE ha remarcado que “la institución lanzará una nueva serie de operaciones de financiación financiera a plazo más largo (TLTRO-III), que se iniciarán en septiembre de 2019 y finalizarán en marzo de 2021, cada una con un vencimiento de dos años, con el objetivo es mantener condiciones de liquidez favorables para la banca”.

Estos programas se celebrarán trimestralmente, y cada uno de ellos tendrá una vigencia de dos años. “Esta decisión se ha tomado teniendo en cuenta las reiteradas revisiones a la baja de las expectativas de crecimiento”, ha sentenciado Draghi. Y ha aclarado que la decisión se ha tomado de forma unánime.

Tijeretazo a las previsiones de crecimiento
El banquero italiano ha vuelto a comunicar la decisión del BCE de revisar a la baja las expectativas de crecimiento económico y de inflación en la Zona Euro, sobre todo teniendo en cuenta riesgos como “el exceso de proteccionismo, la volatilidad de los mercados financieros y la vulnerabilidad de los mercados emergentes”.

Y ha sido un buen recorte: En cuanto a PIB, el BCE espera un crecimiento del 1,1% en 2019, del 1,6% en 2020 y del 1,5% en 2021. Y, en cuanto a inflación, la institución espera el dato en el 1,2% en 2019; del 1,5% para 2020 y del 1,6% para 2021.

Y, como en anteriores ruedas de prensa, ha vuelto a confiar en que la política acomodaticia, junto con incrementos en los niveles de empleo y salarios, así como unas condiciones financieras favorables, impulsen el crecimiento económico.

Bolsas en rojo y caída del euro
Tras las palabras de Draghi, la volatilidad de las bolsas europeas es muy notable. Al principio del discurso de Draghi la mayor parte de las plazas giraban al alza, pero según avanzaba la rueda de prensa, han vuelto a darse la vuelta al rojo. El euro cae un 0,52% y se sitúa en los 1,12 dólares.



Agregue un comentario

You have not selected any currencies to display