Desconcierto tras una nueva contradicción entre Trump y Xi

Los mercados abrían en rojo esta mañana tras el recrudecimiento de la guerra comercial entre Estados Unidos y China anunciada el viernes en forma de imposición de nuevos aranceles mutuamente: El gigante asiático anunciaba nuevas tarifas (en dos tandas, 1 de septiembre y 15 de diciembre) a importaciones de EE.UU. y, por su parte, Trump contraatacaba por partida doble: haciendo un llamamiento a las compañías norteamericanas para que dejen de producir en China y regresen al país norteamericano, y, por otra, gravando aún más los aranceles ya existentes a las importaciones chinas.

De repente, las bolsas europeas reducían sus pérdidas (y los futuros de Wall Street, en verde, repuntaban) tras un supuesto anuncio de Trump diciendo que había recibido una llamada de China para intentar rebajar tensiones, según se hacía eco José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Markets, quien minutos después volvía a recoger declaraciones del Ministerio de Exteriores chino desmintiendo esa “llamada”



Agregue un comentario

There is something wrong with the server