Cómo afecta a usuarios e inversores el veto de Google a Huawei

Este lunes el mundo tecnológico sufría un terremoto con un grado alto en la escala de Richter. En plena guerra comercial, Google confirmaba un veto para Huawei. A Alphabet (NASDAQ:GOOGL) se le sumaban Intel (NASDAQ:INTC) y Qualcomm (NASDAQ:QCOM).

Google decidía suspender toda relación con la firma de tecnología china, lo que supondrá la pérdida de las actualizaciones de Android o la de aplicaciones como Google Play Store o Gmail. Desde la tecnológica señalaban que se está “cumpliendo con el pedido y revisando las implicaciones”.

Cabe destacar que el Departamento de Comercio de Estados Unidos dijo el viernes que estaba considerando reducir las restricciones a Huawei para “evitar la interrupción de operaciones y equipos de redes existentes”, pero no estaba inmediatamente claro el domingo si el acceso de Huawei al software móvil se vería afectado.

Este caldo de cultivo ha servido para que las preguntas e incógnitas se sucedan en torno al futuro de Huawei como compañía y cómo puede afectar a usuarios, así como al resto del sector tecnológico.

De momento, Huawei se ha querido defender y considera que ha contribuido considerablemente al desarrollo y crecimiento de Android alrededor del mundo. “Como partner clave de Android hemos trabajado conjuntamente con la plataforma de código abierto para desarrollar un ecosistema que ha beneficiado tanto a la industria como a los usuarios”, señalan.

Pero lo más importante es el desafío de Huawei a Google. La compañía ha asegurado a sus usuarios que seguirá “proporcionando actualizaciones de seguridad y servicios postventa a todos los smartphones, tabletas y dispositivos Huawei y Honor, tanto a los que ya se hayan vendido como a los que siguen estando en stock en todo el mundo”.

¿Un móvil sin actualizaciones?
A pesar de que Huawei haya explicado que tendrá actualizaciones, la pregunta parece clara. ¿Puedo utilizar el dispositivo? A corto plazo, sí. No obstante, las actualizaciones de Gmail, YouTube o el sistema operativo se irán quedando anticuados con el paso del tiempo y, como suele ser habitual, pasado un período considerable, Google cerrará las versiones antiguas.

Los gadgets tampoco tendrán acceso a la PlayStore (mercado de aplicaciones) por lo que los usuarios no podrán tener nuevas app y, como se ha mencionado anteriormente, a las nuevas actualizaciones, muy importantes para la seguridad de los clientes.

Pero el verdadero problema podría llegar con los nuevos dispositivos ya que Huawei no podrá implementar en sus gadgets el sistema operativo Android.

Por otra parte, desde Legálitas, indican que Huawei podría estar en apuros si los usuarios decidiesen demandar a la compañía. “El sistema operativo forma parte del producto adquirido y puede generar responsabilidades en caso de mal funcionamiento”, explican.

“Huawei debe facilitar a sus clientes una solución para el caso en que el sistema operativo Android ya no actualizara los móviles y esto más allá de los plazos de la garantía (2 años después de la compra)”, valoran.

Huawei, primera en España y un negocio de 45.000 millones
La firma china es una de las preferidas para los españoles. De hecho, tres de las principales marcas chinas (Huawei, Xiaomi (HK:1810) y Honor) han ganado cuota de mercado este primer trimestre de 2019 si lo comparamos con el mismo periodo en 2018.

La cuota de mercado de Huawei en España es del 19,9% y ha crecido casi cuatro puntos porcentuales respecto al mismo período del año pasado, según un estudio de Kantar World Planet junto a Google.

Por otra parte, la venta de smartphones para Huawei supone la mitad de la facturación de Huawei. En total, durante 2018 comercializó 200 millones de terminales. Estas cifras suponen que Huawei, de tener que dejar de vender teléfonos móviles, dejaría de ingresar casi 45.000 millones de euros.

Apple (NASDAQ:AAPL), en el punto de mira
Mientras el tsunami informativo no ha hecho más que tocar tierra, las hipótesis no paran de llegar. Y Apple estaría en problemas puesto que China podría subir aranceles a la firma estadounidense.

De momento, Apple viene con pérdidas en el premarket ante un posible muro por parte del gobierno de China.

¿Cómo afecta a la Bolsa?
Como viene siendo habitual, y cada vez que Trump aprieta el botón de ‘twittear’, las bolsas se resienten. Durante las últimas semanas los parqués mundiales se han teñido de rojo
Guerra comercial: Trump vuelve a presionar a China en Twitter
“Cuando sea el momento adecuado, haremos un trato con…

debido a que la guerra comercial se ha recrudecido. Por tanto, el mercado, es el gran damnificado.

Huawei también sufre las consecuencias de este veto. La compañía china acumula desde el pasado jueves una caída ensus bonos del 9,30%. Esta madrugada se ha dejado cerca de un 3% (-2,77%) en sus bonos.

El sector de los componentes de telefonía también sufre de manera considerable. La empresa STMicroelectronics (PA:STM) cae un 4% en la Bolsa de París, al igual que Infineon (DE:IFXGn) en el parqué de Fráncfort. Sintronic es otra de las que más cae en la jornada, con poco más del 2%.

Los proveedores de Huawei también están teniendo problemas. Sunny Optical Tech cerró con pérdidas del 6% en Asia y Q Tech se desplomó un 8%



Agregue un comentario

There is something wrong with the server