Brexit: Ultimátum a May. ¿Qué prevé el mercado?

De nuevo, la Unión Europea ha cedido. Eso sí, con condiciones. Bruselas aceptó ayer conceder a Reino Unido una extensión corta del Brexit. La primera ministra británica y su equipo tienen hasta el 22 de de mayo para abandonar la UE, siempre y cuando el Parlamento británico apruebe el acuerdo de May en su votación de la próxima semana. De no ser así, May tendría hasta el 12 de abril para comunicar a la UE los pasos a seguir por parte de su país.

“Si el plan es rechazado, Reino Unido podría solicitar una mayor extensión, aunque ello requeriría mayores concesiones por parte del país británico, incluyendo su participación en las elecciones europeas del 23 de mayo”.

“La fecha del 12 de abril se ha elegido porque es el último día en que Reino Unido podría convocar las elecciones al Parlamento europeo. Para que Reino Unido opte a una prórroga larga, la UE exige cambios políticos importantes en el país que permitan desbloquear la situación actual, lo que sugiere convocatoria de elecciones generales, un segundo referéndum o un cambio radical en la actual política de Brexit”.

“Se vuelve a poner sobre la mesa la posibilidad de una salida desordenada al haberse jugado, una vez más, la primera ministra May todo a una sola carta: la aprobación de su plan, el cual ya ha sido rechazado dos veces por el Parlamento británico. El Brexit se ha convertido en un verdadero galimatías, aparte de un despropósito político absoluto, que desde comienzos de año mantiene a muchos inversores al margen de los mercados de valores europeos a pesar de su buen comportamiento”.

“La enorme confusión que rodea a todo el proceso hace que los mercados den ya muy poca importancia a estas noticias”.

Para estos expertos, “no está claro qué garantías de éxito puede ofrecer Theresa May después de que no sólo el Parlamento británico haya rechazado su plan en 2 ocasiones, sino también después de que el portavoz de la Cámara prohibiera el trámite de una tercera votación. Todo indica que el desenlace final será el que venimos anticipando hace tiempo: retraso y backstop”.

“El lío del Brexit alcanza ya cotas surrealistas en Reino Unido. Si el Parlamento británico no aprueba el plan de May, algo nunca ha hecho hasta ahora, las posibilidades de Brexit salvaje empiezan a crecer. Aunque el mercado no lo descuenta plenamente ni de lejos. Algunos grandes bancos empiezan a apostar que la solución puede pasar por unas nuevas elecciones generales.

Este caos puede terminar afectando al rating de Reino Unido, “La calificación crediticia del país no puede resistir indefinidamente la incertidumbre relacionada con el brexit. Se estima que el coste económico de este proceso ya es superior al 1% del PIB desde el referéndum de 2016 y sigue aumentando. El rating de Reino Unido podría correr el riesgo de una rebaja a largo plazo -incluso aunque el país evite una salida sin acuerdo de la UE- si, por ejemplo, los costes de la incertidumbre económica aumentan debido a las preguntas sobre qué tipo de acuerdo comercial puede suscribir el país británico”.

Por su parte, la banca de inversión sigue realizando sus particulares apuestas. “Goldman Sachs (NYSE:GS) reduce del 60% al 50% las posibilidades de que finalmente se produzca una salida acordada y mantiene en el 35% las probabilidades de un segundo referéndum. JP Morgan (NYSE:JPM) también ve ahora un 15% de probabilidades de un Brexit duro (frente al 10%), y reduce del 35% al 20% las posibilidades de que se produzca una salida pactada el próximo 22 de mayo”.



Agregue un comentario

You have not selected any currencies to display