Brexit: ¿Podría retrasarse hasta el 31 de diciembre?

Índices europeos en rojo en una semana complicada en cuanto a datos macro y riesgos geopolíticos se refiere. Mañana la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, presenta a debate su Plan B para el Brexit.

“Se desconocen los detalles de dicho plan pero se prevé que May incluya acudir a Bruselas para solicitar cambios en el tratamiento de la frontera con Irlanda del Norte, algo a lo que el bloque comunitario se opone. También se intentaría fijar un límite temporal al periodo en el que Reino Unido seguirá dentro de la unión aduanera tras el Brexit”, comentan en Banca March.

“Se espera que este plan sea enmendado por los miembros del Parlamento y que, a partir de ahora, sea esta institución la que se haga con las riendas del proceso. Todo parece indicar que un Brexit duro o desordenado, sin acuerdo, está cada vez más lejos, aunque la política suele dar muchas sorpresas, pocas de ellas positivas”.

Según estos expertos, “los escenarios más factibles son o un retraso en la fecha del Brexit que dé tiempo a renegociar el nuevo acuerdo con la UE o un aplazamiento del mismo sine die que incluya la celebración de un nuevo referéndum. En todo caso será el comportamiento de la libra esterlina la que nos sirva como referencia para saber qué opinan los grandes inversores del desarrollo de los acontecimientos”.

De la misma opinión son los expertos de Banca March, que van más allá en cuanto al aplazamiento del Brexit: “Los parlamentarios pretenden poner en marcha varias iniciativas, entre las que destacan la imposibilidad de abandonar la UE sin acuerdo y la posibilidad de solicitar un retraso de la fecha del Brexit hasta el 31 de diciembre de ese año”. Y añaden: “La posibilidad de que salga adelante alguna de estas medidas explicaría la fortaleza de la libra esterlina de las últimas semanas”.

El mercado estará pendiente de otros temas más importantes, como la reunión de la Fed o los nuevos acercamientos EE.UU.-China. “El Brexit ya no influye”, sentencian.

May volverá a perder la votación sobre el Brexit mañana martes, salvo acuerdo de última hora con el DUP, pero las bolsas casi lo ignorarán. Insistimos desde hace meses en que se extenderán plazos (negociación y/o transición) y en que, después, se aplicará la cláusula “backstop”. Por eso las negociaciones China-EE.UU. decidirán el tono de las bolsas. El resto es complementario”.

 

Fuente: Investing



Agregue un comentario

You have not selected any currencies to display