Brexit: May recula ante su derrota histórica. ¿Y ahora qué?

432 votos en contra frente a solo 202 a favor. La derrota histórica de Theresa May en la votación de anoche en el Parlamento británico ha hecho que los planes de la primera ministra británica se hayan dado la vuelta. ¿Y ahora qué?

Moción de no confianza

“La diferencia de 230 votos entre los parlamentarios que rechazaron ayer el acuerdo suscrito por May con la UE supone la mayor derrota de un gobierno británico en algo más de un siglo. Ahora, el gobierno de May deberá afrontar esta tarde un voto de no confianza propuesto por el líder laborista Corbyn, aunque todo parece indicar que lo sacará adelante”.

“El resultado está en línea con lo esperado y ahora se abre un periodo de incertidumbre pero sin un gran impacto inmediato para los mercados porque lo votado no ha sido sorprendente. Con una derrota tan abultada, parece imposible que Theresa May siga en el cargo a pesar de sus primeras declaraciones y es también difícil que la UE ponga otro trato encima de la mesa”.

Alex Fusté, economista jefe de Andbank, se muestra contundente: “Una vez el ‘no deal’ deje de ser la opción por defecto, la pregunta es clara: ¿Qué planteamiento saldrá de la negociación del Parlamento para el Brexit? Probablemente haya un acercamiento entre Tories centristas y laboristas, lo que resultará en un Brexit más suave que el plan defendido por May. La ironía aquí es que los Brexiters de línea dura (e inteligencia racheada) que rechazaron ayer el plan de May, tendrán que digerir ahora un acuerdo aún más suave. Esto, señoras y señores, significa afiliación permanente al Customs Union y alineación estrecha con la regulación del mercado único (para solucionar el problema en la frontera de Irlanda). Algunas de las líneas rojas trazadas en el plan de May quedarán borradas (Reino Unido quedará sujeto a las leyes de la UE). Lo único que me preocupa aquí es la sensación de traición al resultado del referéndum del 2016 y que puede difundirse por todo el país, lo que podría alimentar que muchos defiendan un nuevo referéndum. Pero este complejo análisis lo dejo para otra ocasión”.

Si May sobrevive…

Si May “sobrevive” al voto de “no confianza”, según apuntan estos expertos, deberá presentar en tres días un nuevo plan que será votado nuevamente en el Parlamento. “La intención de May es que Reino Unido no abandone la UE sin un acuerdo, escenario éste que sería catastrófico para el país y muy dañino para el resto de la UE”.

Además, según afirman en Renta 4 (MC:RTA4), “May se reuniría de nuevo con la UE y veríamos si ésta está dispuesta a renegociar el acuerdo haciendo alguna concesión para conseguir el apoyo de los parlamentarios británicos. Recordamos que el principal punto de desacuerdo sigue residiendo en la frontera irlandesa (la salvaguarda de la frontera irlandesa podría mantener al Reino Unido en una unión aduanera sine die)”.

Y si no…

“En caso contrario, esto es, si pierde la moción de censura, se daría paso a elecciones anticipadas en caso de incapacidad de nombrar a un nuevo primer ministro en un período de 14 días”.

Aun con todo, no está claro que de unas nuevas elecciones saliese un Parlamento menos dividido respecto al Brexit que el actual, según afirman estos analistas. “Tampoco se descarta la celebración de un segundo referéndum, con lo que todas las opciones están abiertas y la incertidumbre respecto al futuro del Brexit es máxima”.

José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Markets, añade que “lo que descuenta ahora el mercado es que, ante una derrota de ese calibre, no se va a perder más tiempo en acuerdos imposibles, y aunque el caos del ‘no acuerdo’ es totalmente posible, también lo es el hecho de que se retrase el Brexit por el momento, y pudiera darse el caso de que nunca se pusiera en vigor el Brexit o bien que se consiga poner en marcha un segundo referéndum como única solución”.

Y los mercados, ¿qué dicen?

A pesar de la aplastante derrota de May, destacan que “el flujo de noticias de esta noche fue muy positivo para la libra, pero todavía pueden ocurrir muchos escenarios”.

En esto mismo incide José Luis Cárpatos: “Justo al contrario de lo que esperaba todo el mundo, la libra se fue al alza, mostrando que lo tenía todo descontado. Recuerden aquello de vende con el rumor y compra con la noticia”.

Este experto añade que “lo que descuenta ahora el mercado es que, ante una derrota de ese calibre, no se va a perder más tiempo en acuerdos imposibles, y aunque el caos del ‘no acuerdo’ es totalmente posible, también lo es el hecho de que se retrase el Brexit por el momento, y pudiera darse el caso de que nunca se pusiera en vigor el Brexit o bien que se consiga poner en marcha un segundo referéndum como única solución”.

“El proceso se encuentra actualmente en una compleja encrucijada, lo que mantiene a muchos inversores al margen de los mercados, a la espera de acontecimientos. La incertidumbre que está generando este caótico proceso del Brexit está impidiendo en estos momentos que muchos inversores opten por incrementar sus posiciones de riesgo y opten claramente por la renta variable a pesar del positivo inicio de año que está teniendo este tipo de activos”.

De la misma opinión es Stefan Kreuzkamp, CIO de DWS (DE:DWSG): “Seguimos esperando una salida ordenada del Reino Unido de la UE. Pero el camino para llegar allí no está claro, y en cualquier caso está lleno de obstáculos. También debemos reconocer que la probabilidad de un Brexit duro ha aumentado. A pesar de que la mayoría de los parlamentarios británicos afirman que quieren evitarlo, todo el proceso Brexit sigue siendo impulsado fuertemente por los intereses de los partidos. Recordemos: todo el esfuerzo comenzó como una apuesta fallida de David Cameron. Eventualmente, ¿por qué no debería acabar así? El comportamiento de los políticos británicos hasta la fecha no ha reducido nuestras preocupaciones en este sentido”.



Agregue un comentario

You have not selected any currencies to display