Bolsas en rojo: Por qué el mercado no se fía de Trump

Aunque los mercados (en Europa y Estados Unidos) reaccionaron ayer con fuerza al alza tras conocerse que EE.UU. retrasaría a diciembre parte de los aranceles del 10% impuestos a China, como móviles, ordenadores portátiles y juguetes, previstos inicialmente para el próximo mes de septiembre, hoy de nuevo las bolsas del Viejo Continente cotizan en negativo.

Los malos datos macroeconómicos en China (como el índice de producción industrial) o el PIB trimestral de Alemania, vuelven a arrojar incertidumbres sobre el crecimiento económico y acercan de nuevo el fantasma de la recesión.

“Los operadores dicen que hay mucho escepticismo sobre las medidas de ayer de Trump. Ayer había mucha euforia por cierres de cortos, pero hoy se ve con una perspectiva más calmada y en realidad todo sigue igual, como demuestran los malos datos macro en China y en Alemania que se han tenido durante la mañana”.

De hecho, por ejemplo, en el Ibex 35 entre las caídas más acentuadas destacan las de ArcelorMittal (MC:MTS) y Acerinox (MC:ACX), valores muy vinculados a la guerra comercial.

Contradicciones muy recientes
Una vez vuelto a la realidad bajista en los mercados, recordamos que hace muy pocos días, Trump afirmaba que su país “no estaba preparado” para un acuerdo con China. Incluso a amenazar con cancelar el reinicio de las conversaciones comerciales en septiembre.

“Ya habíamos señalado en anteriores comentarios que Trump estaba recibiendo mucha presión por el anuncio de implementar las tarifas adicionales del 10%, ya que entre los productos nuevos a gravar se encontraban gran parte de los componentes que utiliza Apple Inc (NASDAQ:AAPL) para la fabricación de sus productos, además del 40% de la ropa vendida en EE.UU. y el 70% del calzado facturado en el país norteamericano”.

Sólo retrasa ‘parte’ de las tarifas
Y es que, según añade este experto, “la medida de Trump, qué duda cabe, es buena para las bolsas, que necesitaban desesperadamente un gesto positivo en medio de tanta negatividad. Pero si lo analizamos fríamente… ¿Y ahora qué? Con este aplazamiento, todo sigue igual, la guerra sigue igual, el 1 de septiembre sube aranceles a 150.000 millones y nos dará las Navidades con la otra mitad”.

Aunque ambas partes se han comprometido a volver a hablar en dos semanas, los expertos siguen pensando que la medida de ayer es muy parcial y es una “patada hacia adelante” que sigue sin detener la desconfianza de los inversores.

De hecho, desde Serenity Markets apuntan una probabilidad del 0% de acuerdo comercial EE.UU.-China, tanto a corto como a medio plazo. Tampoco prevén que se rompa, “al menos mientras Trump sea presidente”. Lo que destacan con un 40% de probabilidad es “un acuerdo parcial, dentro de unos meses, basado en un poco más de compras chinas de productos agrícolas y algunas rebajas de aranceles por parte de Trump”.

Otras entidades, como Société Générale (PA:SOGN) o Rabobank, ven muy pocas posibilidades de acuerdo comercial.

El mercado de bonos hizo caso omiso
Cárpatos también señala que “los bonos no hicieron ni caso de las medidas anunciadas ayer y siguen a lo suyo. La curva de tipos entre 2 y 10 años llegó a menos de 1 punto de la inversión en EE.UU., mostrando que el mercado de fondo, el de la mano fuerte, no se creyó nada. Las medidas al final lo que fueron es una cacería de cortos, que si no se cerraron rápido perdieron mucho”.

Más presión para los bancos centrales y el sector financiero
Tras la “tregua” comercial confirmada por el propio Trump, el mercado es consciente de la estrategia del presidente de seguir presionando a la Reserva Federal estadounidense (Fed) para que baje los tipos de interés en su próxima reunión de septiembre.

De hecho, los futuros sobre fondos federales descuentan al 100% este recorte en 25 puntos básicos y elevan al 50% la probabilidad de que el descenso sea de 50 puntos básicos (desde el 32% del lunes).

Esto supone un nuevo batacazo para el sector bancario, y se refleja en la cotización del índice sectorial en Europa, con caídas superiores al 1%.

En cuanto al Banco Central Europeo (BCE), según explican en Renta 4 (MC:RTA4), “el deterioro en los datos macroeconómicos está llevando al mercado a descontar con mayor probabilidad medidas adicionales por parte de los bancos centrales. El consenso ha pasado de descontar con una probabilidad del 15% una bajada de tipo de depósito hasta el -0,6% (vs -0,4% actual) en la próxima reunión del BCE, al 42% en tan sólo una semana. Y con la vista puesta en el anuncio de un posible escalonamiento que minimice el impacto negativo sobre el margen financiero del sector bancario”.

Fuente: Investing



Agregue un comentario

There is something wrong with the server