Apple, ante sus resultados: Menos ventas y recortes de los analistas

Si hay unos resultados que el mercado mundial espera, esos son los de Apple (NASDAQ:AAPL). La expectación es indudable desde que el pasado 3 de enero anunciase que se reduciría sus ingresos por la desaceleración económica en mercados como el chino.

Ese día, la gigante tecnológica sufrió pérdidas millonarias en Bolsa ya que en el parqué de Fráncfort se desplomó un 7% y en Estados Unidos llegó a perder un 10% de su valor bursátil en una sola sesión.

Aquel profit warning confirmaba las dificultades por las que está atravesando la empresa con sede en Cupertino. A finales de noviembre, con la presentación de resultados del tercer trimestre del año, Apple avanzaba que no volverían a ofrecer los datos de dispositivos vendidos. Este martes, por tanto, será la primera vez que en un ejercicio no aparezcan los datos de ventas de los teléfonos.

La situación de la compañía dirigida por Tim Cook ha cambiado drásticamente. Hace escasos meses, Apple lucía músculo y su capitalización bursátil sobrepasaba la prestigiosa línea del billón de dólares.

Con el inicio de 2019, la realidad es muy diferente y Apple vale 732.000 millones de dólares. Fue a principios de octubre cuando la acción tocó máximos históricos con 232 dólares por título. Desde esa fecha, no ha parado de caer sobre el parqué y la compañía vale un 35% menos que hace apenas 100 días.

Con este panorama, los inversores estarán pendientes de las explicaciones de Tim Cook en la conferencia que dará una vez que se hayan presentado los resultados. En este sentido, el analista de Investing.com, Haris Anwar, señala que “las dos cosas más importantes que los inversores querrían escuchar del director ejecutivo será cómo va a revivir el crecimiento de las ventas cuando los clientes no están dispuestos a comprar los iPhones más caros, y qué más tienen en el tintero para compensar en las ventas totales de la empresa el desplome de su producto estrella”.

Recortes generalizados

El ‘profit warning’ lanzado a principios de año y la decisión de ocultar los dispositivos vendidos no ha sentado muy bien a los grandes departamentos de análisis y han recortado sus previsiones del precio por acción.

Por ejemplo, Goldman Sachs (NYSE:GS) rebajó su precio desde los 182 hasta los 140 dólares por título. “El iPhone se está convirtiendo en un auténtico lujo y es por ello que los consumidores se resisten a actualizar su viejo iPhone, mantenido su equipo varios años y no cambiarlo año tras año”, decían en un reciente informe los analistas de la firma.

Lo mismo ocurrió con Citi. Los analistas rebajaron el precio objetivo desde los 200 dólares a los 170. También se sumó Bank of America (NYSE:BAC) que sitúa el precio de las acciones en 195 dólares, en vez de los 220 dólares que los cifraba anteriormente. El último en subirse al carro de las ‘rebajas’ de Apple fue Morgan Stanley (NYSE:MS) que recortó el valor de las acciones de los 236 dólares a los 211 dólares.

Además, tal y como se extrae del consenso de analistas de Thomson Reuters, el precio objetivo que pone el consenso es de 178 dólares, cuando tan solo hace unas semanas rozaban los 240 dólares. Es decir, los títulos de Apple han sufrido un recorte de casi el 25%.

Tres nuevos modelos para coger impulso

Con un escenario poco agradable, Apple parece decidido a renovar su gama de ‘gadgets’ para incrementar sus ventas. Tal y como desvelaba The Wall Street Journal, la compañía de la manzana mordida piensa en lanzar tres nuevos modelos cuyo punto fuerte estaría en el alto potencial de las cámaras traseras. A su vez, la empresa norteamericana prepara un ‘smartphone’ con un precio más bajo para intentar atraer al público perdido ya que, tal y como explicaba Goldman Sachs, los consumidores lo perciben como un artículo de lujo.

Estos lanzamientos estarían más que justificados si se miran las ventas. Según el informe realizado por Strategy Analytics, la compañía ha vendido un total de 34,2 millones de iPhones en 2018, comparado con los 36,7 millones en 2017, es decir, 2,5 millones y medio menos en su país talismán: China.

Pero la comparativa interanual es mucho más sangrante: durante el último trimestre de 2018 (o el primer trimestre fiscal de 2019) se vendieron 10,9 millones de teléfonos, en el mismo espacio de tiempo de 2017 fueron 14 millones.

Con los rumores de nuevos lanzamientos, Ming-Chi Kuo, uno de los analistas que mejor controla el mercado de Apple, subraya que las ventas van a seguir funcionando bien a lo largo de 2019. Según sus estimaciones, las ventas de iPhone a partir de marzo van a ser más altas de lo que se esperaba.

El experto vaticina que “lo peor ya ha pasado” y que las expectativas de ventas, a su juicio, estarán situadas “entre las 188 y 192 millones de unidades y no en las 180, que es lo que considera el mercado”.

Fuente: Investing



Agregue un comentario

You have not selected any currencies to display